(Votos: 2 Promedio: 5)

Con la llegada del verano y las altas temperaturas que lo acompañan se recomienda hacer una dieta ligera para favorecer la digestión y evitar sofocos. Sin embargo, comer ligero o menos cantidad no debe ser en ningún caso sinónimo de no disfrutar de la comida, pues en realidad existen un sinfín de opciones light o fáciles de elaborar con las que deleitarse. A continuación, te propongo 4 recetas fáciles de aperitivos para una cena de picoteo con productos como el jamón cocido extra 1954 de El Pozo (que no contiene especias y en mi caso puedo consumirlo tranquilamente).

Cena de picoteo Tabla de jamón y queso, aperitivos para cenar
Tabla variada de aperitivos
Foto Pixabay, autor FrankGeorg

Rollitos de jamón rellenos de queso cremoso sin lactosa

Su elaboración es rápida y sin complicaciones para cenas de picoteo. Extendemos sobre la encimera las lonchas de jamón cocido extra 1954 que te comenté antes y a continuación rellena con 1 loncha de queso sin lactosa. Procede con delicadeza a enrollar las lonchas sobre sí mismas, procurando que la parte exterior sea la del jamón y no se vea la unión de los extremos.

Una vez estén montados los rollitos, pásalos por pan rallado, huevo y, nuevamente, pan rallado. Coloca una sartén al fuego con aceite de oliva virgen extra e introduce los rollitos de jamón cuando el aceite esté caliente. Mantenlos al fuego hasta que queden doraditos. Sácalos y déjalos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite y así disfrutar del crujiente rebozado. Esta receta tiene, además, una versión todavía más saludable, ya que puede realizarse el mismo procedimiento gratinándolos en el horno hasta que veas el pan en el punto deseado de tostado.

Montaditos de embutidos variados para una cena de picoteo

Los montaditos de embutidos son una opción socorrida para cualquier imprevisto o cenas de picoteo y podrás sorprender a tus comensales al añadirles un toque original o diferente. Te propongo dividir en 4 varias rebanadas de pan de molde tras haberlas tostado previamente. Con el pan listo, el siguiente paso será cubrir la ½ con queso de untar sin lactosa y la otra ½ con crema de aguacate, mayonesa o sobrasada (yo no puedo tomarla).

Por último, pon encima de cada porción 1 loncha de embutido de tu agrado (si puedes consumir de todo, usa jamón cocido, mortadela, fuet, salchichón o salami). En mi caso, mis montaditos llevan jamón sin lactosa ni especias, pavo sin lactosa ni especias, salmón y anchoas. Para darle un toque diferente, coloca ½ aceituna encima de algunos montaditos y, en otros, un poco de cebollino fresco picado. De esa forma conseguirás aportarle color y un punto distinto de sabor.

Tabla de jamón curado y queso

En todo aperitivo que se precie no puede faltar una tabla de embutidos. En este caso, en lo único en lo que te debes fijar es en la calidad de los productos porque no realizarás ninguna preparación. Busca una bandeja bonita y coloca las lonchas de jamón curado en el borde exterior, que cubra toda esa parte. Para ello, puedes formar unos rollitos con cada loncha de jamón. Luego, corta quesos que puedas consumir. En mi caso tienen que ser sin lactosa, de oveja o de cabra, sin nada de vaca.

Como la bandeja tiene en la parte exterior el jamón ibérico, el interior cúbrelo con los distintos quesos de forma curiosa y separándolos por clases o tipos. Si usas curado de oveja puedes situar los trozos en el centro, a la derecha. Los cremosos, por ejemplo, colócalos en el propio centro. Finalmente, ubica los de cabra o sin lactosa en el lado izquierdo del centro. Prepara unos cuencos con picos de pan y tostadas de pasas que van de maravilla con los quesos. Y ya tienes otra opción para tus cenas de picoteo.

Ensalada de canónigos y pavo

Cenas de picoteo, ensalada de canónigos
Canónigos
Foto Pixabay, autora Sponchia

Para acompañar la comida prepara una ensalada a base de canónigos y pavo sin lactosa ni especias o el que tú puedas consumir. En una fuente grande pon 3 puñados de canónigos lavados y 200 gramos de pavo cocido cortado en dados. A continuación, añade 2 cucharadas soperas de uvas pasas, 2 cucharas soperas de nueces, 100 gramos de queso feta o queso fresco sin lactosa (si consumes queso con lactosa, úsalo) y 100 gramos de tomates cherrys, previamente lavados y partidos por la ½. Una vez tengas los ingredientes en el bol, mézclalos.

Por último, realiza una salsa saludable a base de aceite de oliva virgen extra, vinagre de Módena, el zumo de ½ limón y una pizca de sal. Para servir la ensalada puedes colocarla en boles pequeños y presentarlos como una tapa o emplatarla en una ensaladera grande y llevarla a la mesa para que cada comensal decida la cantidad que quiere consumir.

¡Con estas cuatro fáciles recetas sorprenderás a tus invitados con una cena de picoteo!

Más recetas fáciles para cenas de picoteo que te recomienda Comer especial

  1. Vichyssoise
  2. Aperitivos fáciles
  3. Solomillos de pollo en salsa de cebolla
  4. Berenjenas rellenas al microondas

¿Quieres conocer más recetas fáciles como esta de hoy y no perderte mis platos? Entonces, suscríbete al blog Comer especial pinchando aquí. Si haces alguna de las recetas del blog, me encantará conocer tu opinión. También te espero en mis redes sociales: Twitter, Instagram y Facebook.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comidas saludables y fáciles.