Entre semana, las carnes que solemos comer en casa son pavo, pollo y conejo. En numerosas ocasiones hago filetes a la plancha (de pollo o pavo), pero llega un momento en que uno se cansa de lo mismo. Así surgió este plato, intentado hacer algo sano, sencillo, fácil y rápido. Una comida que se puede acompañar de ensalada, arroz o papas, según gustos. Nosotros, nos lo tomamos tal cual.

INGREDIENTES: 1 vaso de vino blanco, 3 dientes de ajo hermosos picados al gusto, 1 cebolleta cortada en juliana, aceite de oliva, sal, romero, 1 puerro hermoso troceado, una loncha gruesa de jamón serrano y cortada en tiritas y 1 pechuga de pavo hermosa para 2 comensales.

ELABORACIÓN: tras cortar y tener preparados todos los ingredientes, comenzamos a cocinar el puerro y la cebolleta con un chorrito de aceite en la cazuela. En cuanto cojan un poco de color, incorporar los ajos. En el momento en el que las verduras estén pochadas, introducir las pechugas en trozos, sazonar al gusto y espolvorear con romero. Verter el vino blanco, cocinar unos 5 minutos más. Cuando la carne esté casi hecha, poner el jamón en tacos y mantener un par de minutos más. 

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: