Suelo preparar para el 24 de diciembre un brazo de marisco, pues me gusta mucho. Si me faltara, creo que no sentiría que se trata de una cena de Navidad. La receta es muy sencilla y sin nada de lactosa ni huevo para los intolerantes. Bueno, por encima lo decoro con huevo hilado, pero los alérgicos o intolerantes a este alimento lo pueden eliminar sin problema.


INGREDIENTES: una base para rellenar casera o comprada (según les apetezca o tengan tiempo), 100 gramos de gambas, 100 gramos de palitos de surimi, 1 bote pequeño de piña al natural troceado, 1 bote de guindas rojas, mayonesa casera sin huevo ni lactosa con un diente muy pequeñito de ajo (se elabora con un diente de ajo si les apetece, aceite de oliva y/o girasol, sal y leche de soja, normal, de avena o sin lactosa), huevo hilado para decorar (que pueden eliminarlo los alérgicos o intolerantes) y
sal.

ELABORACIÓN: introducimos en una picadora o en la Thermomix las gambas (previamente cocinadas, sin tripas y frías o a temperatura ambiente) y los palitos de surimi para triturar al gusto. Verter en un bol grande, añadir la piña previamente bien escurrida y las gindas rojas troceadas (reservar de 3 a 5 para decorar el brazo). Dependiendo del gusto, se puede añadir más cantidad de relleno. Eso sí, hay que tener en cuenta que los bordes se deben dejar libres para que no se salga y que mucha cantidad también dificultará que enrollemos la masa.


Preparar una mayonesa con un diente de ajo bien pequeño (se puede no poner), un poco de sal, leche de soja (si es de soja, añadir un poco de azúcar también) o sin lactosa (o de la que les apetezca y puedan) e ir vertiendo poco a poco aceite (a mí me gusta mezclar de oliva con girasol) mientras mantenemos el brazo bien quieto en el fondo del vaso de triturar. A la crema de marisco obtenida ponerle un poco de la mayonesa casera que acabamos de preparar, remover para unificar. Comenzar a cubrir la plancha de bizcocho sin dejar huecos, es decir, tapar bien (a mí me gusta que quede bien cargadito y este año me quedé un poco corta para mi gusto), respetando los márgenes para que no se salga por ellos. A la hora de enrollar, ir con cuidado porque se puede partir, así que hacerlo poco a poco. Cubrir bien con la mayonesa tanto por arriba como por abajo y decorar al gusto. Mejor cubrir de mayonesa la parte baja antes de rellenar. En esta ocasión lleva guindas rojas y huevo hilado. El sabor es muy rico, mezcla de dulce con salado y ese pequeñísimo toque del ajo en la salsa. ¡Espero que les guste! Esto es lo único que sobró que nos comimos al día siguiente.


Imprimir o exportar PDF
Reacciones: