En Semana Santa muchos siguen la tradición de no comer carne, solo pescado y verduras. Pensando en ello, he decidido publicar esta receta que queda muy rica como acompañamiento de un buen pescado o para pasta. Se trata de una mezcla de verduras frescas estofadas en olla rápida o con periodo de cocción más largo en recipiente clásico.


INGREDIENTES PARA 2-4 PERSONAS (según les guste más o menos la verdura a los comensales): 2 zanahorias hermosas y un buen calabacín cortados toscamente, unas judías verdes sin hilo y partidas por la mitad, unos 100 gramos de champiñones frescos o de lata, una buena cebolla troceada, un puerro en tiras, un buen puñado de guisantes, una hoja de laurel, sal gorda, aceite de oliva, ajo en polvo y cebolla en polvo (estos dos ingredientes los pongo como sustitutos de la pimienta, que no puedo tomarla), un vaso grande de vino blanco y otro de agua.

 ELABORACIÓN: Poner un poco de aceite en el fondo del recipiente donde vayamos a cocinar. Dorar la cebolla y el puerro, añadir la zanahoria. A los cinco-siete minutos verteremos el calabacín y las judías verdes, salar. Transcurridos unos seis-ocho minutos, incorporamos el resto de los ingredientes, aderezaremos con el ajo y la cebolla en polvo. Vigilar que no se pegue y si hace falta un poco más de aceite para que esto no ocurra. Aconsejo emplear, como mucho, tres cucharadas soperas de aceite de oliva. Rehogar un rato, como unos cinco minutos más para incluir el resto de los ingredientes. En olla rápida, cerraremos, esperaremos a que suba el indicador y a partir de ahí contaremos ocho minutos. En recipiente clásico, unos 20-25 minutos, según nos guste más tierna o dura la verdura. ¡Y listo para comer!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: