Una merienda rápida y sana para peques y grandes. Una manera de conseguir que los niños tomen fruta de forma un poco más motivadora. Y si a ustedes tampoco les agrada mucho la fruta, les aseguro que esta opción les va a encantar. Además, se trata de algo fácil de preparar como todo o casi todo lo que les proponemos en Comer especial.


INGREDIENTES para 2 personas: 2 yogures (en nuestro caso sin lactosa por la intolerancia), 3 galletas (tipo María o Digestive, por ejemplo), 15 gramos de pasas mezcladas con fruta variada deshidratada y pipas de girasol, así como de calabaza, fruta fresca troceada al gusto. Yo he empelado como fruta fresca media manga.

ELABORACIÓN: Limpiar y cortar la fruta en dados. Colocar en una servilleta de papel o bolsa plástica, por ejemplo, las galletas y golpearlas con la mano para conseguir que se trocee, evitando que se triture. En una copa o vaso añadir una capa de fruta troceada, una de yogur, una de galletas, otra de yogur, los frutos secos y la fruta restante. Finalizar espolvoreando el resto de galletas que nos quede.


CONSEJOS:
* Los yogures pueden ser con o sin lactosa e incluso postres aptos para alérgicos a la lactosa, como los de soja.
* Mejor que dichos yogures sean naturales o de sabor a determinada fruta y no con trozos.
* Si son alérgicos al gluten seguro que sabrán qué galletas emplear.
* En lugar de galletas se pueden incorporar trozos de copos de avena y otros cereales, al gusto.
* Si el yogur es natural y no azucarado se puede aderezar con miel, por ejemplo.
* Otra opción para añadir fruta es la de triturarla.
* Si no tienen fruta deshidratada, así como pipas, pueden optar por pasas junto a almendras y/o nueces (avellanas, almendras, etc.).

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook. y en Twitter.

¡Muchas gracias por la visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: