La trucha asalmonada posee numerosas propiedades beneficiosas para nuestro organismos: omega 3, calcio y fósforo, por ejemplo. Queda muy rico de la forma que se prepare, aunque sea muy sencilla, pues se trata de un pescado muy sabroso de por sí.

INGREDIENTES: aceite de oliva (yo uso en spray), 1 papa (patata) grande, 150 gramos de champiñones enteros y frescos, 6 ajos golpeados con cáscaras, 2 rodajas de trucha, sal, ajo molido y perejil.

ELABORACIÓN: cortar en gajos las papas y los champiñones. Colocar en una bandeja de horno junto con los ajos golpeados. Aderezar con ajo molido, sal, aceite y perejil seco. Introducir en el horno, previamente precalentado, y mantener unos 30 minutos con calor arriba y abajo, ventilador,  180º. Transcurrido el tiempo, comprobar si las papas están hechas; en caso contrario, mantener unos 10 minutos más. Seguidamente poner las rodajas de trucha con sal, ajo en polvo y perejil seco y dejar unos 5-7 minutos, dependiendo del grosor de las ruedas.

CONSEJOS:
* Pinchar las papas (patatas) con un tenerdor para comprobar que están hechas.
* No pasar de cocción la trucha pues pierde sabor y textura.
* No poner pimienta pues disfrazaría el estupendo sabor de la trucha.

Pueden dejarme sus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook y en Twitter.


Imprimir o exportar PDF
Reacciones: