Esta receta me trae muchos recuerdos. La hacía mucho mi abuela y luego mi madre. Hoy en día he tomado yo el relevo y a mi marido le gusta bastante. Mi preferencia a la hora de comerla: mucha cebolla y que no termine de cuajar el huevo con el fuego encendido, que con el calor que queda en la sartén vaya terminándose de hacer. Esto la hace más jugosa.


INGREDIENTES (para 2 personas): 1 manojo de perejil, 1 cebolla hermosa o 2 cebolletas, 1 papa grande, 2 huevos, aceite de oliva, sal y 1 lata grande de carne (como la de la foto, en Península también la venden en grandes superficies. El papel suele poner corned beef o carne de vacuno).


ELABORACIÓN: Pelar la papa y cortarla en trozos, dorarla en sartén o freidora, sacarla y ponerla en papel de cocina para eliminar el aceite, salar. Picar la cebolla y dorarla. Mientras, batir con un poco de sal los huevos, añadir al recipiente las papas y la carne previamente desmenuzada. Incorporar a la sartén donde está la cebolla. El perejil lo habremos lavado y picado para en incorporarlo en el último momento antes de terminar de cuajar el huevo al punto que nos guste.

    
Este plato es muy socorrido pues llena bastante. Cuando mi abuela o mi madre lo hacían, recuerdo que me parecía de lo más especial. Aquí mi pinche, mi marido, ayudándome a prepararlo.

   
Espero que les guste. Aquí les dejo un plato. ¡Buen provecho!


Imprimir o exportar PDF
Reacciones: