Muchas veces nos encantaría poder festejar cosas, pero el tiempo no nos acompaña. La noche del día 31 de octubre se celebra Halloween, fiesta de origen celta típica en Estados Unidos, sobre todo. Existen otros países con esta tradición, como es el caso de Irlanda, Reino Unido, Canadá, algunos países latinoamericanos e incluso España desde hace años.

En este artículo nos hemos propuesto hacer dos cosas bien sencillas para Halloween que nos servirán para prepararlas con los peques, utilizarlas como decoración y finalmente comérnoslas. Como verán se trata de cosas muy sencillas. Lo mismo ya saben hacerlas porque casi todos aprendimos a prepararlas desde bien pequeños para esta fiesta: mandarinas calavera y arañas con galletas oreo.

INGREDIENTES: unas mandarinas y un rotulador permanente.

ELABORACIÓN: pintar 2 triángulos como ojos y otro como nariz que puede ser invertido o no. Para la boca, podremos hacer múltiples: sonrisa, con dientes negros, triángulos, etc. Se trata de creatividad y disfrutar.

INGREDIENTES: galletas oreo (o cualquier marca siempre que sean pequeñas y de chocolate con relleno de crema), regaliz negra en espiral (chuchería de caramelo), cuchillo para la mantequilla y tijeras.

ELABORACIÓN: abrir las galletas con cuidado. Repartir la crema y reservar parte de la sobrante para hacer los ojos. La parte negra de los ojos la haremos con pequeños trozos de regaliz negra. Cortar las ocho patas de cada araña del mismo tamaño, no muy grande, y ponerlas en el filo de las galletas. Finalmente, cubrir con la otra tapa de la galleta.

 CONSEJOS:
* Usar mandarinas, clementinas, naranjas, calabacitas pequeñas.
* Usar rotulador permanente negro para pintar la cara y rellenar. Esta actividad la podemos hacer sin problema con los niños.
* Despegar con cuidado las galletas oreo a fin de que no se partan.
* No cortar muy grandes la regaliz que vamos a usar como patas, pues si no se desmontaría.
* Para los ojos trocear bien pequeña la regaliz.
* Para trabajar con los niños, emplear tijeras de punta redonda y abrirles las galletas para que se les partan lo menos posible.
* El empleo del cuchillo para mantequilla nos facilita la labor de distribuir la crema y nos ayuda a que los niños no se hagan daño.
* Al distribuir la crema aprovecharemos para reservar parte y hacer bolitas para el blanco de los ojos.

Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarte a seguirme en Facebook.

Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.

¡Muchas gracias por tu visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: