Quienes me siguen desde hace ya casi 4 años saben que no puedo tomar legumbres por problemas de salud. Al gustarme tanto, he buscado la manera de que fueran lo menos dañinas para mí, eliminando al máximo la probabilidad de generar gases y así disfrutar de este alimento de vez en cuando. Esta vez me he animado a elaborar un hummus básico con ingredientes en la cocción de los garbanzos que ayudan a evitar al máximo los problemas digestivos.

INGREDIENTES: 200 gramos de garbanzos, 2 tiras de apio, 1 o 2 hojas de alga kombu, una cuchara sopera de semillas de sésamo, aceite de oliva, agua, sal, 2 dientes de ajo, 3 ramas de perejil, un limón y una cuchara pequeña de comino. 

ELABORACIÓN: poner los 200 gramos de garbanzos de remojo en agua hirviendo, cocinar durante 10 minutos en la olla rápida sin cerrar, escurrir y verter agua fría. Continuar la cocción durante 45 minutos, en un caldero normal tarda el doble de tiempo aproximadamente. Abrir la olla y escurrir, reservando un vaso grande del líquido. Verter los garbanzos en la picadora con un poco de líquido e ir triturando, añadir poco a poco el agua hasta obtener un puré consistente, como el de papa (patata). Dorar las semillas de sésamo y machacarlas en un mortero. Lo que obtengamos lo sumamos a la picadora junto con los 2 dientes de ajo y nuevamente trituramos los garbanzos. Probamos de sal, rectificamos si hace falta, rociamos con el zumo del limón al gusto y mezclamos. Probamos hasta obtener el punto deseado, aunque siempre es mejor que el limón se perciba levemente. Colocar en un plato y aderezar con aceite de oliva virgen y perejil picado.

CONSEJOS:
*El alga kombu la utilizo expresamente pues ayuda a eliminar las flatulencias que provocan las legumbres, así como el apio y el comino. A quien no le apetezca y no padezca de problemas digestivos puede eliminar estos ingredientes al gusto.
* Poner los garbanzos de remojo la noche anterior en agua templada durante unas 12 horas aproximadamente. Cambiar el agua 2 veces.
* Si el agua de cocción y remojo es muy dura, mejor emplear agua embotellada.
* Es muy importante el paso de cambiar el agua a los garbanzos cuando los estamos cocinando. Esto se conoce como asustarlos. Truco que sirve para el resto de legumbres y que ayuda a mantener la consistencia, evitando que se rompan.
* En el caso de cocinarlas de forma tradicional se pueden asustar 2 o 3 veces.  Se debe hacer cuando comienza el hervor del agua y no antes ni después, es decir, cuando vemos que empiezan a salir burbujitas.
* Recuerden que los garbanzos son las únicas legumbres que debemos introducir en un recipiente de agua hirviendo para cocinar y para dejar en remojo. El resto de legumbres "nunca" con agua caliente, solo fría.
* Al hummus le pueden incorporar tahín (pasta de semillas de sésamo) comprado y decorar con pimentón.
* El perejil se puede sustituir por cilantro. Y si han machacado en el mortero las semillas de sésamo y les quedan, emplearlas para decorar, como en la foto.


Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarte a seguirme en Facebook y en Twitter.

Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.

¡Muchas gracias por tu visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: