La trucha es un pescado muy sabroso que no a todo el mundo le gusta por la cantidad de pequeñas espinas que uno se puede encontrar comiéndola. Esta receta es ideal para todos los amantes de la trucha y sobre todo para los que no tienen mucho tiempo o para aquellos a los que no se les da muy bien cocinar. Estén atentos porque les va a sorprender cómo  pueden lograr un rico plato en tan poco tiempo.

INGREDIENTES: 2 dientes de ajo, 2 truchas individuales (como la de la foto), unas ramas de perejil, 2 lonchas de jamón serrano o ibérico (al gusto) y sal.

ELABORACIÓN: precalentar el horno durante 10 minutos, calor arriba y abajo. Colocar en una bandeja las 2 truchas. Poner en un mortero los dientes de ajo pelados, las hojas de perejil lavadas y sin el tallo, unos granos de sal gruesa. Proceder a machacar estos ingredientes para conseguir una pasta homogénea. Introducir en la barriga de la trucha la pasta obtenida y dejar las truchas dentro del horno unos 7 minutos a 180 ºC. Cuando falten 2 minutos, cubrir la parte superior con una loncha de jamón serrano o ibérico.

CONSEJOS:
* Los tiempos varían según el tamaño del pescado. Estas truchas pesaban unos 200 g.
* No aconsejo subir la temperatura del horno para cocinar pescado. A mayor temperatura, mayor probabilidad de rotura de las fibras.
* Para evitar que el horno absorba el olor del pescado, dejar un limón partido en la parte baja de este mientras cocinan las truchas.
* Este plato se puede acompañar de verduras, arroz, papas (patatas), etc.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: