Los buñuelos son muy típicos el día de Todos los Santos en España. Aunque no pertenezcas a una familia católica, da igual, porque las tradiciones gastronómicas se mezclan y, al final, son totalmente independientes. De ahí que venga a invitarte a disfrutar de esta receta fácil de buñuelos de trufa. ¿Te animas a hacerlos?

Receta de buñuelos rellenos de trufa

Estos buñuelos con crema de trufa están adaptados a todas aquellas personas intolerantes a la lactosa y alérgicas a irritantes digestivos como la canela. Esto no significa que pierdan sabor, sino que hoy en día los hago adecuados a mis alergias, coincidentes, quizá, con las tuyas.

Para que tengan su punto de gracia tus buñuelos dulces, te animo a descubrir otra serie de ingredientes que sustituyen a la canela, por ejemplo, y que también les aporta un sabor muy interesante. Además, con el relleno, la trufa, quedan de escándalo.

Ingredientes para la receta de buñuelos de viento 

Para 20-30 buñuelos, dependiendo del tamaño

Ingredientes para la crema de trufa

  • 250 ml de nata sin lactosa.
  • 40 g de azúcar glasé.
  • 100 g de chocolate sin lactosa (70% cacao puro).
  • Piel de 1 naranja.

Ingredientes para la receta de la masa de buñuelos

  • 250 ml de agua de agua.
  • Piel de 1 naranja.
  • 4 huevos grandes.
  • 1 pizca de sal.
  • 150 g de harina.
  • 6 g de levadura en polvo.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • Azúcar glasé para espolvorear.
  • Aceite de oliva virgen para freír.
  • 50 g de mantequilla sin lactosa.

Receta de buñuelos de viento rellenos de trufa paso a paso

Cómo hacer la crema de trufa de chocolate de forma fácil

  1. Esta crema de trufa de chocolate es muy fácil de hacer.
  2. Pon al fuego una cacerola con la nata sin lactosa, el azúcar y las cáscaras de naranja.
  3. Una vez caliente, retira del fuego, quita las pieles de naranja y añádele el chocolate en trozos.
  4. Remueve con una varilla de mano para que se deshaga bien el chocolate.
  5. Cubre con papel film (pégalo muy bien a la trufa para que no se forme costra) y déjala reposar en la nevera un mínimo de 12 horas.
  6. Cuando la vayas a emplear, sácala de la nevera, bate con varillas eléctricas hasta que haga hondas.
  7. Coloca en una manga pastelera con punta pequeña y de boquilla redonda (la nº 3 de Wilton es la que yo usé, me gusta mucho) o en un biberón de cocina de punta media.

Buñuelos de trufa

Cómo hacer la masa de buñuelos dulces

  1. Para hacer la masa de buñuelos caseros, vierte el agua en una cacerola al fuego.
  2. Añade el azúcar, las pieles de la naranja, la pizca de sal, 1 cucharadita de azúcar y la mantequilla sin lactosa.
  3. Mientras, tamiza la harina y la levadura en un mismo recipiente y reserva.
  4.  Cuando comience a hervir y se haya derretido la mantequilla, retira las cáscaras de naranja.
  5. Incorpora la harina y la levadura que tenías mezcladas, tamizadas y reservadas.
  6. Remueve  todo de  forma consistente y rápidamente para  que no se pegue la masa de buñuelos sin lactosa.
  7. Aparta la cacerola del fuego.
  8. Añade los huevos de uno en uno y remueve sin parar.
  9. Deja la masa reposar, aproximadamente, 1 hora y luego ponla en una manga pastelera.
  10. Si no tienes manga pastelera, toma una bolsa de plástico y rellénala. Luego le harás un agujero y servirá igual.
  11. Incluso sin manga y con 1 cuchara podrás hacer los buñuelos caseros.
  12. Coloca una sartén o cacerola al fuego con abundante aceite de oliva.
  13. El fuego debe ser medio, que nunca suba mucho de temperatura.
  14. Aprieta y deja caer partes de masa en la sartén (justo en el momento en el que veas que se empiezan a formar pequeñas burbujas en el aceite).

Buñuelos caseros rellenos de trufa, últimos pasos

  1. Fríe poco a poco hasta terminar con toda la masa y hacer los buñuelos con trufa.
  2. Verás cómo se van inflando y dando la vuelta solos hasta adquirir un tono dorado.
  3. Sácalos y colócalos sobre papel absorbente.
  4. No los quites antes de que se den la vuelta y estén dorados, si no, no estarán bien hechos.
  5. Otra opción es colocarlos en un plato con azúcar y rebozarlos (yo prefiero espolvorear azúcar glasé, no soy muy azucarera).
  6. Deja que se enfríen durante, aproximadamente, unos 10 o 15 minutos; lo justo para poder trabajarlos.
  7. Toma la manga pastelera y presiona la masa con la punta de la boquilla (con suavidad)  para rellenar.
  8. Ahora,  aprieta la manga (una vez hayas introducido la punta de la boquilla) y rellena el buñuelo de trufa. Así, uno a uno hasta terminarlos.
  9. Después, puedes espolvorear azúcar glasé por encima. Esto es opcional.
  10. Como ves, se trata de una receta fácil de buñuelos rellenos que queda bien rica.

Buñuelos caseros de trufa

Trucos y consejos para hacer la receta fácil de buñuelos de viento caseros rellenos de trufa

  • En caso de no padecer alergia o intolerancia al picante, te aconsejo que cambies la cáscara de naranja por una pizca de pimienta molida que va de maravilla con el chocolate.
  • La trufa de chocolate la puedes aromatizar a tu gusto: un poco de café, una pizca de canela, esencia de naranja, algún licor, etc.
  • Cuando saques de la nevera la trufa y comiences a montarla, ahí podrás añadir las esencias que quieras o una pizca de licor.
  • También podrás aromatizar la trufa cuando pongas la leche a hervir.
  • Si no tienes intolerancias a la lactosa, cambia los productos sin por los que habitualmente emplees. Lo mismo si lo que tienes es alergia, usa lo que ya conozcas.
  • El aceite para freír los buñuelos debe estar a una temperatura media en la placa. Mira el máximo de numeración que tiene tu placa y ponlo a la mitad.
  • Si no tienes placa y utilizas gas, controla la llama y mantenla a la mitad.
  • En el momento en el que introduzcas la masa, la temperatura del aceite bajará un poco. No importa, pues no te interesa que el aceite esté a una temperatura muy elevada para no quemar la masa.
  • Sí que resulta interesante hacer la masa en pequeñas tandas por varios motivos: la masa crece en el aceite y no querrás que se peguen entre ellas y que no tenga espacio para girarse. Se trata de tener un poco de paciencia.
  • Tal vez te gusten rebozados en azúcar, entonces nada más sacarlos de la sartén o cacerola, déjalos en un plato con azúcar y vete girándolos para que al estar húmedos se pegue bien. Solo conseguirás rebozarlos adecuadamente en ese momento, justo al estar recién salidos de la sartén o cacerola.
  • Es muy importante que la piel de la naranja no tenga partes blancas para que no amargue.



Imprimir Receta