¡Qué alegría volver a escribir en el blog! Aquí estoy, plenamente incorporada tras las vacaciones, con una auténtica debilidad: Los ajetes y las setas variadas. Para mí, ¡una cena espectacular! Un buen salteado con estos ingredientes y suficiente.
      Antes de comenzar con los ingredientes, dar las gracias por la participación en el concurso. Pediros que miréis vuestros correos porque a las personas que me han remitido las últimas recetas, les he mandado unos comentarios muy importantes y estoy pendiente de vuestr@s respuestas para poder hacer la lista con los números correspondientes.
      Agradecer a Carritus pues me ha concedido el 2º premio de su concurso. Me han comentado que he ganado un delantal y ¡estoy tan contenta! En toda mi vida, nunca había ganado ni un alfiler y esto me ha producido una alegría inmensa. Participé gracias a David Hernández que me dijo unas cosas tan bonitas sobre la receta que... ¡GRACIAS DAVID! Así que tras leer sus palabras y ver que el blog de Carritus organizaba un concurso me dije, tal vez David tenga razón. ¡Vamos a ver qué pasa! Y aquí está, la segunda. Cuando me manden el premio y suban la receta, os avisaré. ¡Qué ilusión! Y mi amiga, Laura, del blog de cocina http://laube-sanoyderechupete.blogspot.com/ está contentísima como si le hubiese tocado a ella. ¡Qué linda que es!  
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS: 1 bandeja de ajetes de 150 gramos (tal vez 2 mejor que se hacen pocos), 1 bandeja de setas shii-take de 150 gramos y otra de 250 gramos de setas de cardo, ajo en polvo, sal, aceite de oliva.
ELABORACIÓN: Pelamos los ajetes y limpiamos las setas, dejándolas enteras. Preparamos una sartén o cacerola con un poco de aceite de oliva, añadimos los ajetes. Rehogamos bien. Incorporamos las setas, seguimos moviendo para que no se pegue. Si hace falta, añadimos un poco de aceite (recuerden que debe ser un hilo, para que no quede aceitoso el plato). Cuando observemos que empiezan a coger color será el momento de sazonar pues suelen soltar agua de por sí y la sal ayuda más. De lo que se trata es de dejar un plato jugosito no aceitoso ni aguado. Remover y en unos 10-15 minutos estará el plato listo. Casi al final, recordar, añadir la sal, el ajo en polvo y lo que apetezca. ¡Feliz semana!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: