Lumaconi, pasta típica italiana que se suele comer rellena y que hoy traigo a tu mesa. En esta ocasión, la he preparado con pollo y una salsa de verduras que no contiene lactosa. Así podrá disfrutar del plato toda la familia, incluidos los intolerantes a la lactosa, como es mi caso de esta rica pasta lumaconi rellena de pollo y con salsa de verduras.

Receta de pasta rellena

Esta pasta también es conocida por nombres tan variados como caracola, ballena, tiburón o galets. Algunos relatos indican que es originaria del sur de Italia, de la Campania, mientras que otros textos exponen que en realidad surgió en Luguria. Así que nos encontramos ante un dilema, ¿quién fue primero? No entraré en ello y mejor me pongo manos a la obra con esta fácil y sabrosa receta.

Ingredientes para el relleno de los lumaconi

  • 85 g de queso rallado sin lactosa
  • 300 g de pechuga de pollo
  • 100 g de nata sin lactosa
  • Aceite de oliva virgen
  • 100 g de beicon
  • 130 g de lumaconi
  • 1 zanahoria grande
  • 250 ml de leche
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 60 ml de vino
  • Orégano
  • Sal

Ingredientes para la crema de verduras que lleva por encima

  • 100 ml de caldo de verduras o de carne
  • 1 zanahoria grande
  • 100 ml de leche sin lactosa
  • 50 ml de vino
  • 100 ml de nata sin lactosa
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolla
  • Orégano
  • Sal

Ingredientes pasta rellena

Cómo hacer el relleno de la pasta lumaconi

  1. Calienta agua con sal y un poco de aceite. Cuando esté hirviendo

    , añade los lumaconi.
  2. Cocina durante 14 minutos en mi caso. Tú mira bien el paquete porque algunas marcas ponen 16 minutos.
  3. Por otro lado, pon un poco de aceite de oliva en un recipiente y caliéntalo.
  4. Pela las verduras y pícalas muy bien en mirepoix (dados pequeños). Añade las verduras y déjalas al fuego durante 10 minutos.
  5. Revisa que no se peguen. Si hiciera falta, pon un poco más de aceite de oliva. Seguidamente, incorpora la carne de pollo troceada y mantén al fuego unos 5 minutos.
  6. Agrega el beicon, el orégano, la hoja de laurel, la pizca de sal y deja otros 3 minutos.
  7. Vierte el vino, la leche sin lactosa, la nata sin lactosa y remueve durante unos 2 minutos.
  8. Ahora, pon todo en el vaso de la picadora que uses, elimina un poco de caldo si es excesivo, y triturar de manera que queden trozos.
  9. Si eliminaste líquido antes de triturar, por favor, resérvalo.

Cómo preparar la salsa de la pasta lumaconi

  1. Pon en una sartén o cacerola la cebolla bien picada y mantén al fuego durante unos 5 minutos o hasta que adquiera un color transparente.
  2. Añade la zanahoria picada en trozos y cocina durante 5 minutos. Luego, vierte todos los líquidos, incluido el caldo reservado, y mezcla todo muy bien.
  3. Adereza con una pizca de sal y el orégano, deja al fuego otros 2 o 3 minutos más.
  4. Coloca todo en el vaso de un procesador para triturar, el que uses habitualmente, y en esta ocasión sí hay que triturar muy bien para qué quede todo deshecho, líquido.
  5. Saca con cuidado las caracolas del agua y ponlas en el recipiente que usaras para el horno.
  6. Comienza a rellenar con mucho cuidado para que no se rompa la pasta. Puedes ayudarte con una cuchara de postre.
  7. Una vez rellena toda la pasta, vierte por encima el líquido que trituraste antes.
  8. Espolvorea con el queso rallado de gratinar e introduce en el horno que previamente habrás precalentado, con calor arriba y abajo, a 180º.
  9. Hornea a 180º con calor solo abajo hasta que el queso comience a fundirse.
  10. En ese momento puedes poner la función grill para gratinarlo. Sacar y servir al gusto.

Lumaconis rellenos y gratinados

Trucos y consejos para hacer pasta lumaconi

  • Si no eres intolerante a la lactosa, usa queso y nata con lactosa.
  • En caso de ser alérgico o alérgica a la lactosa, cambia estos productos por los que emplees en su lugar habitualmente, como natas vegetales, por ejemplo.
  • En las fotos puedes observar que el relleno lo dejé con trozos, si te gusta cremoso, mejor tritúralo mucho hasta conseguir una pasta.
  • Yo trituré la hoja de laurel. En caso de no agradarte su sabor triturada, mejor quítala antes de triturar.
  • Observa bien la consistencia del relleno y si te parece poco cremosa, vierte un poco del líquido que le hayas quitado anteriormente hasta obtener el punto que más te agrade.
  • Muy importante, rectifica de sal una vez triturado el relleno, no antes.
  • La salsa también es aconsejable rectificarla de sal una vez la has triturado.
  • Si puedes tomar tomate, añádele un poco pues le da un punto de sabor muy interesante. Ya sabes que yo lo puedo consumir muy poco, de ahí que aparezca poco en mis recetas.
  • Puede que no te agrade la zanahoria, cámbiala por otra verdura como pimientos rojos o pimientos naranjas, por ejemplo.
  • No sé si tendrás problemas con el gluten, en ese caso, busca los lumaconi sin gluten. Existen varias marcas que comercializa este producto.
  • ¿Te gusta el picante? Bueno, ponle un puntito de pimienta al relleno y a la salsa. Yo hace años que no la puedo consumir. Aunque en esta ocasión creo que este plato tiene una potencia de sabor tan interesante que no necesita picante.

Si te gusta la pasta, no te puedes perder estas deliciosas recetas:

  1. Pasta al pesto sin lactosa
  2. Galets rellenos y gratinados
  3. Espaguetis con verduras y queso sin lactosa
  4. Fusilli veganos con verduras y nata de soja
  5. Ensalada de arroz, piña y pollo con salsa de yogur

¿Quieres conocer más platos de pasta y no perderte mis recetas? Entonces, suscríbete al blog pinchando aquí. Te espero también en mi canal de YouTube.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comida saludables y fáciles.