17 mar. 2017

Hoy traigo una propuesta para aquellos que tienen problemas con el tomate o no les gusta: una estupenda pizza blanca con setas, rúcula y queso sin lactosa para que toda la familia la pueda disfrutar. 


INGREDIENTES: 
* Para la masa: 200 gramos de agua, 25 gramos de levadura fresca de panadería, 50 gramos de aceite de oliva suave, 400 gramos de harina normal (o especial para celiacos), 1 cucharadita de sal y una pizca de azúcar.

* Resto de ingredientes: rúcula, queso sin lactosa en láminas, queso sin lactosa rallado, setas o champiñones al gusto, aceitunas negras, unas tiras de bacón o jamón serrano, orégano y sal.

ELABORACIÓN: para preparar la masa de la pizza pinchen aquí. Una vez elaborada la masa, colocarla sobre una placa de horno previamente untada con un poco de aceite de oliva, muy poco, ojo. Poner en la base queso laminado sin lactosa, encima los champiñones o setas al gusto, la pasta de aceitunas negras (se obtiene triturándolas) en pequeños montoncitos, algunas tiras de bacón, aderezar con muy poca sal y orégano e introducir en el horno previamente precalentado (a 180 grados 10 minutos antes de introducir la pizza). Mantener en el horno durante unos 18 minutos con calor arriba y abajo, si tienen esa función, sacar caliente y enseguida colocar encima la rúcula. 

CONSEJOS:
* Dependiendo del horno, puede tardar más tiempo. Hay que vigilar que los bordes estén dorados y ese será el momento de sacarla.
* Si no tienen problemas con la lactosa, usen cualquier tipo de queso; aconsejo dos o tres diferentes.
* El queso curado le va a dar un punto de sabor muy interesante.
* En lugar de la aceituna triturada existen otras opciones. Un ejemplo sería usar crema de trufa que la venden en los supermercados, aunque ya saldría más cara la pizza.
* Si les gusta el tomate, pongan una base de tomate y ya no sería una pizza blanca, sino una pizza normal y corriente, pero muy rica.
* Añadir la rúcula al final para que quede fresca.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

28 feb. 2017

Hoy están todos invitados a comer. ¿El motivo? El aniversario del blog. Así pues, este lomo de jabalí es para celebrar los 6 años de Comer especial. En el año 2011, el 21 de febrero, nació este blog con la intención de compartir una experiencia de vida, la alimentación limitada por las intolerancias y alergias producto de una enfermedad. Con esa ilusión, la de compartir experiencias y dar ideas a todo aquel al que le guste comer pero cuenta con limitaciones, continúo hoy en día. ¡Muchas gracias por estar ahí después de tantos años! ¡Gracias por formar parte de mi familia virtual!


INGREDIENTES: lomo de jabalí, 1 cabeza de ajos, 1 manojo de perejil, aceite de oliva, sal gruesa, orégano, 1 vaso de vino blanco, 1 vaso de caldo, 1 cuchara pequeña de café de comino, 1 hoja de laurel, verduras asadas al gusto (zanahorias, setas y cebolla, por ejemplo).

ELABORACIÓN: colocar en el vaso del brazo para triturar los ajos pelados, medio manojo de perejil limpio, orégano, 2 cucharas soperas de aceite, medio vaso pequeño de vino blanco, medio vaso de caldo, media cucharada de comino; triturar y embadurnar la carne, mantener en la nevera 24 horas. La otra mitad de los ingredientes la reservamos para hacer otro adobo para el asado. Al día siguiente pelar las verduras que más apetezcan, disponerlas en una bandeja de horno, incorporar una hoja de laurel, verter el aderezo reservado y encima colocar el lomo de jabalí. Introducir en el horno, previamente precalentado, y cocinar a 180º durante unos 55 minutos.

CONSEJOS:
* Quienes puedan tomar especias, los animo a incorporar pimienta en grano y una pizca de cúrcuma en la mezcla para la carne.
* Suele darle un punto de sabor interesante incluir batata (boniato) en la parte baja de la cama de verduras elegidas para acompañar el asado.
* Hacer una pequeña cortada en el centro de la carne (antes de sacarla del horno), por la zona más gruesa, para observar que ha adquirido el tono adecuado y ya no sangra, no está cruda.
* En el caso de no tener caldo, usar media pastilla de caldo en cada mezcla del adobo y medio vaso de agua.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

16 feb. 2017

La receta que hoy les traigo es bien sencilla y light; se trata de una tortilla de verduras con poco colesterol ya que solo lleva un huevo.


INGREDIENTES: un huevo, 100 mililitros de claras pasteurizadas, 1 zanahoria cortada en dados, 1 puerro, 100 gramos de champiñones pequeños cortados en cuatro, un poco de aceite de oliva y una pizca de sal.

ELABORACIÓN: rociar la sartén con un aceite de oliva, añadir la zanahoria y el puerro picado y cocinar durante 8 minutos. Incorporar los champiñones y mantener todo al fuego unos 10 minutos más. Vigilar que no se queme, rociar con más aceite si hiciera falta, y salar casi al final de la cocción. Batir las claras y el huevo con un poco de sal final hasta que quede esponjoso. Mezclar las verduras con el huevo y verter todo en la sartén. Observar que cuaje a fuego medio, en ese momento dar la vuelta a la tortilla para que se haga por el otro lado. Dejar al fuego 3 minutos más.

CONSEJOS:
* Esta tortilla lleva solo verduras y no papas (patatas) para que tenga pocas calorías.
* Las verduras sobrantes de cualquier guiso o asado se pueden aprovechar para esta tortilla salteándolas con unos dientes de ajos bien picados. Así no se tirará nada.
* En el caso de que no les apetezca light, poner las papas (patatas).
* También pueden usar otras verduras, como el calabacín y la cebolla, por ejemplo.
* Para un extra interesante de sabor, añadir queso de gratinar (lo hay sin lactosa).
* Variaciones existen muchas, así que a gusto del consumidor. La de la presente receta es una de las más bajas en calorías.
* Un truco: verter 30 mililitros de leche (sin lactosa, de soja, etc.) al batir el huevo con las claras, le aporta esponjosidad.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!