15 jun. 2017

Esta semana les propongo una receta muy fácil de preparar y llena de sabor que les sacará de más de un aprieto. Con unos cuantos ingredientes y poco tiempo podrán hacer un plato estupendo. Este cerdo en salsa con brotes de soja, zanahoria y cebolla se puede acompañar de algo de hidrato y una pieza de fruta, y tendrán un menú completo.


INGREDIENTES (para 2 personas): 300 gramos de carne de cerdo cortada en tiras, 1 zanahoria limpia y también en tiras, 1 cebolla en juliana, unos brotes de soja al gusto (de bote o germinados), 50 gramos de vino blanco, 100 gramos de caldo de verduras, aceite de oliva en espray, sal, ajo en polvo.

ELABORACIÓN: rociar con un poco de aceite de oliva el fondo del recipiente en el que vayamos a hacer la comida. Pochar la cebolla junto con la zanahoria hasta que la cebolla comience a adquirir color y la zanahoria esté casi en el punto de dureza que a ustedes les guste. Incorporar la carne y rehogar muy bien durante 2 minutos. Verter los líquidos, aderezar con sal y ajo molido, probar por si hiciera falta rectificar. Añadir los brotes de soja y mantener al fuego unos 3-4 minutos con cuidado de que no se pase la carne.

CONSEJOS:
* El caldo de verduras se puede obtener de cualquier guiso de verduras, incluso de un cocido. Así que mejor no tirar el líquido sobrante cuando hagan esos platos y aprovechen para congelarlo.
* Si no tuvieran caldo, incorporar agua y una pastilla de caldo de verduras o carne.
* A la hora de aderezar, añadir pimienta en el caso de que ustedes puedan consumirla. Ya saben que yo no. 
* Si les apetece una salsa más espesa, utilizar maicena. Eso sí, primero diluyan la cucharada de maicena en medio vaso pequeño de agua fría. Cuando vean que no hay grumos y todo está bien mezclado, verter en el recipiente con las verduras y carne.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

8 jun. 2017

Un plato sencillo, como la mayoría de los que aparecen en Comer especial. Unos huevos con patatas y champiñones que servirán perfectamente para una cena rápida sin mucha complicación. En vez de los típicos huevos con jamón o chorizo, vamos a intentar bajar las calorías incorporando verduras, los champiñones. 


INGREDIENTES (para 2 personas): 1 patata hermosa o 2 medianas cortadas en rodajas, 2 huevos, 150 gramos de champiñones laminados, aceite de oliva y sal.

ELABORACIÓN: poner aceite en una sartén para freír las patatas (papas) o calentar la freidora para introducirlas. En otra sartén, rociar un poco de aceite de oliva virgen y hacer los champiñones con un poco de sal. Cuando los champiñones y las patatas estén cocinadas, freír los huevos. En casa nos gustan con poco aceite en la sartén, para que estén lo menos grasientos posible. Luego, solo queda montar el plato poniendo una base de patatas, otra de champiñones, otra de patatas y el huevo encima, por ejemplo. Esto ya es a gusto del consumidor.

CONSEJOS:
* Si quieren que la receta tenga menos calorías, guisar las patatas y cortarlas después en rodajas o asarlas al horno.
* Los champiñones, si no les agradan, se pueden cambiar por otra verdura al gusto, por ejemplo, calabacín en rodajas a la plancha.
* En vez de hacer las patatas en rodajas, optar por un nido de patatas paja.
* Evitar que la cáscara del huevo toque la sartén para evitar problemas de salud. Hay que recordar que la cáscara puede contener heces de la gallina, por ejemplo.
* En el caso de no usar aceite de oliva virgen en espray, empleen poca cantidad (como una cucharada, a lo sumo) cuando les hablo de rociar con el espray.
* La imaginación es libre: huevos con foie y patatas, los clásicos huevos con patatas y jamón, timbal de verduras con huevo...

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

1 jun. 2017

Alcachofas con jamón, una receta clásica que a todos gusta. Hoy les comentaré la forma que a mí me parece más sencilla y rápida para prepararlas al comprarlas frescas. La temporada de las alcachofas es entre los meses de noviembre a marzo. En ocasiones se produce una recolección temprana de septiembre a octubre, y una recolección tardía entre abril y mayo. Si bien, la mejor época para comprarlas y consumirlas es en invierno. Por lo que las que les traigo hoy pertenecen a la recolección tardía.


INGREDIENTES (para 2 personas): 4-6 alcachofas, 100 gramos de jamón ibérico o serrano en tacos o tiras, aceite de oliva virgen en espray, sal, agua, perejil y limón.

ELABORACIÓN:  quitar todas las hojas externas hasta estar próximos al corazón de la alcachofa, como se ve en la foto. Cortar las puntas y pintar con limón para que no se oscurezcan. En una olla rápida poner agua y las alcachofas con un poco de sal gruesa, unas rodajas de limón y unas ramas de perejil. En el momento en el que suba la válvula de la olla, mantener a fuego medio otros 5 minutos. Cortar el jamón en tiras o tacos, al gusto. Precalentar el horno durante 10 minutos a 180º y preparar una fuente con un poco de aceite de oliva, colocar las alcachofas bien escurridas en la bandeja. Introducir en el horno a la misma temperatura 3 minutos. Transcurrido este tiempo, abrir el horno, rociar con aceite de oliva al gusto (mejor ponerle poco para que no queden aceitosas). Colocar sobre las alcachofas el jamón, cerrar el horno y dejar otros 2 minutos más a la misma temperatura. Si les gusta el jamón más hecho, hornear todo desde el principio (5 minutos seguidos).

CONSEJOS:
* Esta receta rápida de alcachofas con jamón se cocinan en 10 minutos, lo que más tiempo quita es limpiarlas.
* Ponerse unos guantes para que no se les tiñan las manos al limpiar las alcachofas.
* Quitar primero las hojas, luego cortar las puntas y finalmente el rabo o tallo.
* No me agrada  mucho cambiar el sabor de las alcachofas con el limón. Este se emplea para que no se oxide. 
* El perejil también se emplea para que no se oxide. De ahí que, al no gustarme el amargor del limón, combine las rodajas de limón con ramas de perejil.
* Así como les he comentado que cada horno es un mundo y de ahí que los tiempos varías, hay que mirar las indicaciones de la olla rápida porque los tiempos también dependen de lo nuevas o antiguas que sean estas. Por lo que resulta aconsejable recordar cuánto tardan en cocinarse las verduras enteras en vuestras ollas y aplicar ese tiempo a las alcachofas.
* Las alcachofas se pueden rellenar con huevo picado, un poco de pan rallado y jamón, por ejemplo.
* Esta misma receta se puede hacer con alcachofas de bote que están cocidas ya. Solo tendrían que hacer el paso del horno.
* Fuera de temporada pueden utilizar también alcachofas congeladas. Estas se cocinan siguiendo las indicaciones del paquete. Si bien, una forma muy rica es calentarlas en la sartén y cuando esté a punto de cumplirse el tiempo indicado en la bolsa, añadir unos dientes de ajo bien picados y el jamón.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que todos pueden publicar sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita y feliz día!