La tarta de Santiago es un postre típico de Galicia, España. Su sabor y textura resultan de lo más agradable. Y aunque no se lo crean, se trata de un dulce tan fácil de preparar que hasta un principiante podría hacerlo.


INGREDIENTES: 250 gramos de almendras crudas peladas, 200 gramos de azúcar, la piel de 1/2 limón, (solo la parte amarilla, yo pongo un poco menos de media), 4 huevos, 1 cucharada sopera de harina normal bien colmada, aceite de oliva suave, (para engrasar el molde), azúcar glasé, (para espolvorear).

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: poner las almendras en el vaso, triturar (10 segundos a velocidad 5) y reservar. Verter el azúcar y hacer glasé programando 10 segundos, velocidad progresiva 5 -10. Añadir la piel de medio limón sin la parte blanca y programar 10 segundos, velocidad progresiva 5-10. Incorporar los huevos y mezclarlos durante 10 segundos, a velocidad 4. Agregar las almendras reservadas, la cuchara de harina y programar 5 segundos, velocidad 3. 

ELABORACIÓN TRADICIONAL Y COCCIÓN: moler la almendra y reservarla. El azúcar mejor comprarlo ya glasé (como si fuera polvo). Rallar la piel de medio limón evitando la parte blanca y reservar también. Batir bien los huevos en el recipiente en el que vayamos a hacer la mezcla, añadir el azúcar y seguir batiendo. A continuación, poner la piel del limón rallada y acto seguido la almendra bien molida, como si fuera harina. Ahí podremos mezclar con movimientos envolventes para que se unifique todo y finalmente la cucharada de harina tamizada. Nuevamente mezclar bien todo.

Verter la mezcla en un molde desmontable de unos 24 centímetros, previamente engrasado con aceite de oliva suave. Introducir en el horno previamente precalentado durante 10 minutos a 180º y cocinar unos 15-20 minutos a la misma temperatura. Esperar a que se enfríe para desmoldar. Seguidamente, espolvorear toda la superficie con azúcar glasé. Si se quieren, se puede sacar de internet el dibujo de la cruz de Santiago y cortarla en papel de cocina.


CONSEJOS:
* Añadirle la cucharada sopera de harina para que quede más unificada la masa. 
* Sen puede incorporar una cuchara de postre colmada de granos de anís, es decir, matalahúga (o matalahúva, como lo conozcan ustedes) que le dan un punto muy particular.
* Otra idea es añadirle canela o un poco de agua de azahar. 
* A mí particularmente me gusta con la cucharada de postre de anís en grano y una cucharada de café de agua de azahar.

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: