Cómo me gusta esta mousse de manga sin lactosa. Ojo, que no es lo mismo que la mousse de mango. Te aseguro que es muy fácil de preparar y solo necesitas 4 ingredientes que puedes conseguir en cualquier época del año, por lo menos en España.

mousse, mousse de manga, manga, mousse sin lactosa

Receta de mousse de manga sin lactosa

Esta espuma de manga es una forma de darles un dulce o postre a los peques de la casa y  lograr que consuman fruta sin que se den cuenta. Ya sabes que la Organización Mundial de la Salud recomienda cinco piezas o raciones de fruta y verdura al día, unos 400 gramos.

Antes de ir a la receta, te comento qué es la manga por si no la conocías. La manga es una de variedad del mango adaptada a otro clima. Carece de la típica hilachada del mango (esas hebras que nos encontramos mientras lo comemos) y su pulpa es más carnosa que la del mango. Aporta 56 calorías por cada 100 gramos de consumo, rica en calcio, fibra, hierro, potasio y vitaminas A, C y E. Esta fruta se cultiva en el planeta desde hace más de seis mil años y en zonas como Canarias el clima favorece su desarrollo. De todas formas te quedará igual de rica si la haces con mango en lugar de manga. Así lograrás un exquisito mousse de mango

Ingredientes para 3-4 personas:

    • 2 claras de huevo.
    • 2 hojas de gelatina neutra o 3 g en polvo.
    • 250 g de manga pelada.
    • 40 g de azúcar en polvo.
    • Agua para hidratar la gelatina.

Cómo se hace la mousse de manga o mousse de mango

  1. Para hacer la mousse de manga sin lactosa, coloca en agua (previamente enfriada en la nevera) las 2 hojas de gelatina neutra.
  2. Pela las mangas, quita la semilla y córtalas en trozos.
  3. Ahora, tritura las mangas con el azúcar hasta conseguir una pasta homogénea.
  4. Coloca la manga triturada en una cacerola y déjala a fuego medio.
  5. Saca las hojas de gelatina del agua, una vez hidratadas, y escúrrelas bien para hacer esta espuma de manga.
  6. Añade las gelatinas a la pulpa de manga y calienta hasta que se deshagan por completo.
  7. Una vez deshechas, aparta del fuego y reserva para que la mezcla se vaya atemperando.
  8. Separa las claras de las yemas y bátelas hasta conseguir que las claras estén montadas a punto de nieve.
  9. Estarán en el punto deseado cuando se formen ondas en las claras y picos al levantar la máquina.
  10. Es muy importante que las claras estén bien batidas para que nuestra mousse de manga fácil quede esponjosa.
  11. Yo he utilizado una máquina de varillas normal, de mano, para montarlas.
  12. Tú emplea el aparato que suelas usar de manera habitual.
  13. Ahora, comienza a unir con mucho cuidado la manga con la gelatina y las claras montadas.
  14. Una vez unidos todos los ingredientes, sirve en unos vasos o en los recipientes de tu gusto.
  15. Introdúcelos en la nevera, para que se enfríen bien, y mantenlos como mínimo unas 4 o 6 horas.
  16. A mí me gusta dejarla de un día para otro, que cuaje muy bien la espuma de manga sin lactosa.
  17. Es muy importante que pruebes la manga con el azúcar porque a veces salen dulces y otras más amargas.
  18. De ahí que tengas que comprobar tu punto ideal.

mousse de manga, postres con manga

Si te gustan los dulces, te recomiendo que no te pierdas estas recetas:

Trucos y consejos para hacer la  mousse de manga o mousse de mango

  1. Las claras que vas a usar no debe tener restos de yema.
  2. El recipiente en el que montes las claras debe estar completamente limpio y bien seco.
  3. Mejor que peles la manga, la tritures y mezcles con el azúcar antes de comenzar a batir las claras.
  4. Igualmente, el momento oportuno de montar las claras será cuando pongas a enfriar la mezcla de la manga.
  5. Si quieres más cantidad porque van a ser más personas comiendo, simplemente vete duplicando cantidades.
  6. Ejemplo: si quieres seis tazas, usa 500 g de manga peladas, 80 g de azúcar y 3,5 de gelatina.
  7. Te estará preguntando por qué 3, 5 de gelatina y no 4, que sería el doble de mis ingredientes.
  8. Porque para 250 g de manga se usan 1,75 de hoja de gelatina, aunque yo le puse 2 para redondear.
  9. Prueba el puré de manga con el azúcar por si tú consideraras que es poca y necesita más.
  10. Ya sabes que las mangas pueden salir más o menos dulces, de ahí que sea importante probar.
  11. Siempre podrás rectificar si queda sosa, pero si te pasas de dulce no.
  12. Que queda sosa a la hora de comértela, añade miel, pasas, trozos de fruta con chocolate, etc.
  13. No tires las yemas, pues las puedes congelar. Eso sí, no directamente, sino batiéndolas.
  14. Luego, añádeles un poco de azúcar o sal según las vayas a emplear en postres o en salado.
  15. Como te comenté al principio, la manga es una variedad del mango, así que puedes hacer este mousse también con mango.

mousse de mango, mousse sin lactosa

Aprovecho para invitarte a seguirme en FacebookTwitterPinterest e Instagram. Igualmente, te animo a unirte al grupo de Facebook para compartir tus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!