Esta receta de champiñones con cebolla caramelizada y foie es bien sencilla, y hasta un principiante en cocina puede hacerla. No van a tener ninguna dificultad. El resultado sorprenderá a más de uno.


INGREDIENTES (para 2 personas): 2 champiñones portobello grandes, 1 cebolla grande cortada en gajos, 4 solomillos de foie fresco, sal, aceite de oliva en espray y una cuchara sopera de agua.

ELABORACIÓN: precalentar el horno 10 minutos a 180º. Colocar en la bandeja de horno los champiñones boca a bajo con un poco de sal e introducir durante 15-20 minutos a 180º. Cuando falten 5 minutos para que estén hechos, darles la vuelta y salar por esa parte. Rociar una cacerola con aceite de oliva, incorporar la cebolla cuando esté caliente el aceite. Dorar durante unos 20 minutos a fuego medio y vigilar para que no se queme. La cebolla debe adquirir un tono dorado transparente. En ese momento, verter la cucharada de agua y dejar que se evapore por completo. Remover siempre de vez en cuando para que no se pegue. Cuando la cebolla esté, calentar los solomillos de foie fresco durante 2 minutos por cada lado y aderezar con una pizca de sal. Montar al gusto.

CONSEJOS:
* Si no consiguen champiñones portobello, optar por otros champiñones que sean grandes.
* Ojo con la cebolla, no necesita azúcar porque ya la contiene por naturaleza. El tiempo de cocción variará según la temperatura del fuego, mejor a fuego medio. Que se haga lentamente.
* En el caso de que les guste la cebolla, aconsejo cocinar 2 cebollas grandes para que no se les haga poca.
* Los medallones de foie fresco pueden ser congelados.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: