Ya estamos de vuelta tras estos días de fiesta. Para retomar la normalidad, ¿qué tal un plato ligero y sabroso? Les propongo esta ensalada tibia de salmón con gulas y gambas que es bien sencilla y con pocas calorías. Si han disfrutado de los postres típicos de la Semana Santa en España como las torrijas o las monas de Pascua, siempre viene bien que comamos algo con pocas calorías, ¿no creen?


En casa nos gusta mucho esta ensalada que como entrante sirve para 4-5 comensales y como plato único para 2-3 personas y les dejará saciados. La combinación de sabores es muy interesante para los amantes de estos ingredientes. En el caso de no gustarles alguno, siempre existen otras opciones como las que les propongo al final del post.

Ingredientes necesarios para preparar una rica ensalada tibia de salmón con gulas y gambas:

  • 1 tomate grande de ensalada o 2 medianos.
  • 1 bolsa grande de mezcla de lechugas o comprarlas frescas y prepararlas al gusto.
  • 3 dientes de ajo.
  • 100 gramos de gulas.
  • 100 gramos de gambas peladas.
  • 100 gramos de salmón ahumado.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen.

Elaboración de la ensalada tibia:

  1. Lavar las lechugas y el tomate.
  2. Pelar y picar los dientes de ajo dorarlos con un poco de aceite de oliva en una sartén y apartar.
  3. En esa misma sartén dorar las gulas y cuando falten 4 minutos aproximadamente incorporar las gambas (habiéndoles quitado previamente la tripa negrilla) para que se haga todo junto.
  4. Colocar un lecho de lechugas en el plato o ensaladera de servir, aderezar con una pizca de sal, disponer parte de las gambas con las gulas y dientes de ajo, reservar el resto. Incorporar la mitad de salmón cortado en trozos. Aderezar con una pizca de aceite de oliva.
  5. Cubrir con la lechuga restante y salar. Disponer encima el resto de gulas, gambas, salmón y ajos. 
  6. Si hiciera falta, verter una pizca de aceite de oliva y servir.
  7. Cortar el tomate en gajos, como se ve en la foto, y disponer en los laterales del plato. 

Consejos y trucos para preparar una ensalada tibia:

  • Está ensalada es tibia y por ello hay que consumirla en el momento.
  • Las gambas hay que pelarlas, quitarles las tripas y reservar.
  • La combinación de sabores es muy interesante; se le puede incorporar incluso un poco de cebolla frita o caramelizada según el gusto de los comensales.
  • A quién no le agraden las gambas, las gulas o el salmón, sustituir estos elementos por otros que estimen oportuno. Una buena opción sería bacalao desmigado o rulo de queso de cabra.
  • Para que sea tibia debe mantenerse alguno de los ingredientes calientes.
  • Las uvas pasas (de las que vienen sin pipas) o 1 manzana cortada en dados pequeños combina de maravilla con estos ingredientes.
  • El tomate se puede incorporar cortado en dados, pero como yo solo lo puedo comer de forma esporádica y en pequeñas cantidades, opté por colocarlo en los laterales. 
  • Un truco que hace que las lechugas estén más sabrosas y no haya que aderezarlas al montar el plato es colocarlas en una fuente, salar, verter aceite al gusto, remover y después ir colocando en el plato de servir.
  • Ojo con el aceite en las lechugas, este debe verterse justo en el momento de servir para que estén crujientes. Si se hiciera mucho tiempo antes, las lechugas perderían consistencia.
  • Con los ingredientes indicados preparé 2 platos como el de la foto, comimos 4 personas y los dispuse en medio de cada pareja. Esta ensalada tibia fue el entrante.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: