Estos mejillones en salsa son muy fáciles de preparar. Quedan muy ricos y se hacen en un abrir y cerrar de ojos. Además, los puedes servir como entrante para cenas especiales y eventos familiares, e incluso para Navidad van de maravilla.

Mejillones con salsa

Mejillones en salsa receta

Te aconsejo que compres los mejillones frescos, son muy baratos y el sabor es diferente que si los compras congelados. Si no encuentras frescos, pues no te va a quedar más remedio que adquirirlos congelados, claro. Estos mejillones llevan una salsita muy sencilla a base de vino blanco, cebolla, dientes de ajo y perejil. Tú puedes añadirle o quitarle los ingredientes que quieras. Si bien, te aconsejo que el vino y el perejil estén presentes, así como la cebolla porque le dan un punto de sabor estupendo. Los dientes de ajo pueden ser opcionales.

Ingredientes para 2 comensales:

12 mejillones
2 dientes de ajo
1 cebolleta o cebolla mediana
1 manojo pequeño de perejil
100 ml de vino blanco
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer mejillones en salsa

  1. Para hacer estos ricos mejillones en salsa comienza limpiándolos muy bien. Quitales la greña o barba que traen.
  2. Luego, con paciencia, rasca las conchas para dejarlas lo más limpitas posible porque los mejillones se cocinan con las conchas en esta receta.
  3. Tal vez tengas la suerte de que tu pescadero o pescadera te los deje listos para cocinar,  a mí no me queda de otra que limpiarlos.
  4. Pela la cebolla o cebolleta y los dientes de ajo y pícalos pequeñitos. Coloca una cacerola o sartén al fuego con aceite de oliva virgen extra.
  5. Introduce la cebolla y los dientes de ajo y cocina a fuego medio bajo hasta que la cebolla o cebolleta esté transparente y los ajos listos.
  6. En ese momento, sala, introduce el perejil bien picado y el vino blanco. Cuece durante unos 15 minutos para que se evapore bien el alcohol.
  7. Seguidamente introduce los mejillones bien limpios y mantén al fuego entre unos 2 y 5 minutos, no más.
  8. Yo los aparto en cuanto se abren las conchas de estos ricos mejillones en salsa.
  9. Ahora puedes quitarle una de las conchas, justo aquella en la que no se encuentra el mejillón.
  10. Emplata y a disfrutar de este rico plato. La concha con el mejillón te puede servir de cubierto para impregnarla con la salsa y la cebolla y comértelo de un bocado.

Trucos y consejos para esta receta de mejillones

  • Cocina la cebolla con los dientes de ajo a fuego medio bajo, 4 o 5 sobre 9 que tiene mi placa vitrocerámica.
  • Pon el fuego a esa temperatura para que los dientes de ajo no se quemen para los mejillones en salsa.
  • Otra opción es que hagas los dientes de ajo y cuando estén listos, sácalos y luego pocha la cebolla.
  • Si quieres que no quede tan caldosa la salsa, cuando la cebolla esté casi lista pon 1 cucharada sopera de harina.
  • Rehoga la harina para tostarla. Cuando cambie de color, echa el vino.
  • El vino blanco se puede sustituir por cava, champán, fino e incluso un rico caldo casero.
  • Esta misma preparación, la salsa, te sirve para hacer almejas. Quedan muy ricas también.
  • Puede que te gusten las cosas picantes, pues para hacer estos mejillones con salsa también va de maravilla la pimienta, hasta una guindilla.
  • Aquí dale rienda suelta a tu imaginación y agrega el picante que te apetezca.

Si te apetece alguna receta más de entrantes, Comer especial te recomienda:

¿Quieres conocer más platos de entrantes como este de hoy y no perderte mis recetas? Entonces, suscríbete al blog Comer especial pinchando aquí. Te espero también en mi canal de YouTube y en Instagram.