Actualizado: 7 diciembre, 2020

(Votos: 1 Promedio: 5)
Esta receta de champiñones al horno con foie y cebolla caramelizada es bien sencilla y hasta un principiante en cocina puede hacerla. No vas a tener ninguna dificultad. El resultado sorprenderá a más de uno, te lo aseguro.
champiñones portobello al horno rellenos

Receta champiñones al horno con foie y cebolla caramelizada

Para hacer esta receta vas a necesitar unos champiñones grandes, los más grandes que encuentres en el mercado. Yo utilicé champiñones portobello, aunque no es algo indispensable. Si bien, este tipo de champiñones suelen tener una buena dimensión (se comercializan unos gigantes); por lo que después cabe perfectamente el foie fresco dentro junto con la cebolla caramelizada. Como ves, se trata de una receta para la que vas a necesitar muy pocos ingredientes. El foie fresco puede que te cueste un poco más conseguirlo, aunque también lo venden congelado y es igual de válido.

Este plato es ideal para celebraciones especiales con tus seres queridos, pareja e incluso en Navidad. Ahora bien, es muy importante que previamente tengas claro que a esas personas a las que les vas a presentar el plato les gusta el foie, ya que no a todo el mundo le agrada. Si son amantes del foie fresco, te aseguro que los vas a conquistar con estos champiñones.

Ingredientes para 2 personas:

  • 2 champiñones portobello grandes
  • 2 cebollas grandes cortadas en juliana
  • 4 solomillos de foie fresco (dependerá del tamaño)
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 chorro de vinagre de Jerez

Caramelizar cebolla, cómo hacerla y trucos

  1. Para este rico plato de champiñones al horno con foie comienza pelando y partiendo la cebolla por la mitad.
  2. Córtala siempre en juliana y en la dirección del dibujo, de las ondas de la piel, para respetar la fibra de la cebolla y lograr hilos caramelizados.
  3. La dirección en la que cortas la cebolla es muy importante, ojo con eso. fíjate bien en las ondas.
  4. Pon un buen chorro de aceite de oliva en el recipiente de cocción.
  5. Cuando el aceite esté un poco caliente, incorpora la cebolla y cocina a fuego bajo (4 sobre 9).
  6. Remueve poco a poco y mantén al fuego entre 1 o 2 horas, aproximadamente. Esto dependerá de la cantidad de cebolla que hagas. En esta ocasión yo la tuve 1 horas y 15 minutos.
  7. Te comento que depende de la cantidad de cebolla porque si haces 4 grandes, por ejemplo, puede que tardes hasta 4 horas a fuego bajo y moviendo de vez en cuando.
  8. Debe quedar como una mermelada y, si te sobra, puedes conservarla en la nevera durante 1 semana perfectamente.
  9. Cuando haya adquirido el color necesario y esté en su punto (comprueba el sabor), añade un poco de sal fina y un chorrito (unas gotas) de vinagre de Jerez para crear un contrapunto de sabor entre el dulzor y el vinagre.
  10. Ahora aparta y reserva hasta que la vayas a utilizar.
  11. Sí, ya sé que por ahí dicen que mejor poner una cucharada de azúcar, pero te invito a probar haciéndola de las dos maneras.
  12. Una saldrá empalagosa y nada agradable, mientras la otra tendrá el sabor dulce de la propia cebolla, con 0 % de azúcares añadidos.
  13. Además, si se le añade azúcar y se mantiene menos tiempo al fuego, la cebolla casi no merma.

Receta de champiñones al horno con foie y cebolla caramelizada

  1. Precalienta el horno 10 minutos a 180º en el momento en el que a la cebolla le falten unos 30 minutos.
  2. Colocar en la bandeja de horno los champiñones portobello boca a bajo con un poco de sal e introduce y cocina durante 15 o 20 minutos a 180º.
  3. Cuando falten 5 minutos para que estén hechos, dales la vuelta y sala por esa parte.
  4. Calienta los solomillos de foie fresco durante 2 minutos por cada lado y adereza con una pizca de sal.
  5. Ya solo te queda montar los champiñones al horno con foie y la cebolla caramelizada a tu gusto.
  6. Una vez montado el champiñón, adereza con un poco de sal en escamas.

Consejos y trucos para que los champiñones y la cebolla caramelizada queden en su punto

  • Si no consigues champiñones portobello, opta por otros champiñones que sean grandes.
  • Que no te gustan los champiñones, rellena tartaletas, por ejemplo.
  • Ojo con la cebolla, no necesita azúcar porque ya la tiene por naturaleza. Si le añaden azúcar, el sabor va a ser más que empalagoso y no tiene nada que ver una cosa con otra.
  • Es preferible hacerla 1 hora sin azúcar, aunque le falte tiempo para estar en su punto, que añadirle azúcar.
  • El tiempo de cocción variará según la cantidad de cebolla y la temperatura del fuego, mejor a fuego bajo, que se haga lentamente.
  • Si subes el fuego y la haces a más de 5 puede que se te queme.
  • En el caso de que te guste la cebolla, te aconsejo cocinar 2 cebollas grandes para que no se te haga poca.
  • Al hacer la cebolla a fuego bajo, la electricidad que se consume es menor en caso de tener cocina eléctrica.
  • La cebolla se conserva perfectamente una semana en la nevera en un recipiente hermético.
  • No he probado a envasarla al vacío ni a congelarla porque en casa no dura mucho, desaparece enseguida.
  • Indudablemente, resulta preferible hacer 2 o 3 cebollas grandes por el maravilloso resultado.
  • Ojo con el aceite, pues hay que ser generosos, cubriendo el fondo de la cacerola o sartén para que se haga bien desde el principio.
  • De esta manera, 3 cebollas grandes pueden quedar reducidas y caber en una cuchara grande de las de cocinar. ¿Te haces una idea?
  • Los medallones de foie fresco pueden cambiarse por congelados.

Recetas fáciles que Comer especial te recomienda:

¿Quieres conocer más platos fáciles como este de hoy y no perderte mis recetas? Entonces, suscríbete al blog Comer especial pinchando aquí. Te espero también en mi canal de YouTube. Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos por privado en Instagram y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión y compartirla en mis redes.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comida saludables y fáciles.