(Votos: 2 Promedio: 3.5)

La crema de guisantes es una receta saludable y muy fácil de preparar. Además, se trata de un plato económico, ya que por solo unos 2 €, aproximadamente, vas a poder dar de comer a unos 4 comensales. Los guisantes que he empelado son congelados; si encuentras frescos, también puedes usarlos.

Receta crema de guisantes

Para hacer esta crema de guisantes congelados necesitas tener en cuenta los tiempos de cocción. Si te pasas, los guisantes pueden perder ese verde maravilloso que tienen.

Existen muchas variedades de recetas de cremas de guisante. Hoy te voy a enseñar una crema muy sencilla que podrás incluso congelar y cuando la vuelvas a sacar, enriquecerla a tu gusto según las indicaciones que te dejo en los trucos y consejos, al final del artículo.

Así que antes de hacerla, lee toda la receta primero para que puedas adaptarla a tus gustos. Si te encantan los guisantes, también te gustarán estos guisantes con jamón.

Ingredientes

  • 200 g de guisantes congelados
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • 1 hoja de laurel
  • 650 ml de caldo de carne o de verduras caliente
  • 50 ml de vino blanco
  • comino, opcional

Cómo hacer crema de guisantes

  1. Para hacer la crema de guisantes, empieza pelando y cortando en trozos muy pequeños, brunoise, la cebolla y los dientes de ajo.
  2. Acto seguido pon una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva. Agrega la cebolla y póchala a temperatura media alta (7 sobre 9).
  3. En el momento en el que la cebolla esté casi lista, echa los dientes de ajo y cuando les falte poco para estar en su punto incluye los guisantes.
  4. Ahora rehoga los guisantes con un poco de sal durante unos 2 o 3 minutos, aproximadamente, que se descongelen.
  5. Después, vierte el vino blanco y el caldo muy caliente junto con la hoja de laurel y el comino. Si no tienes caldo casero, siempre puedes calentar agua con una pastilla de caldo.
  6. Eso sí, tenlo preparado previamente y mantenlo muy caliente. Tapa la cacerola y cocina a fuego medio alto durante 6 minutos.
  7. Transcurrido el tiempo, destapa y quita la hoja de laurel. Pon todos los guisantes en un vaso para triturarlos.
  8. Seguidamente echa un par de cucharones de caldo y vete triturando poco a poco hasta obtener la consistencia deseada.
  9. A mí me gusta más clarito que el de las fotos, pero en casa lo prefieren con esa consistencia.
  10. En esta ocasión solo empleé 450 ml de caldo al triturarlos. Prueba el punto de sal, rectifica si hiciera falta y vuelve a triturar.
  11. Si lo quieres más líquido, usa todo el caldo que te indico en los ingredientes en el momento de triturar la crema.
  12. Además, puedes pasarlo por colador para que quede con una consistencia más suave.
  13. Ya solo necesitas buscar un cuenco o vasito para servir esta crema de guisantes saludable, fácil de hacer y económica.
  14. Te animo a enriquecerla con jamón deshidratado o unos trocitos de pan frito.
Receta fácil de crema de guisantes

Deliciosa crema de guisantes en 15 minutos

Trucos y consejos

  • Para hacer la crema de guisantes puedes emplear guisantes congelados o guisantes frescos.
  • Cada uno de ellos tiene un tiempo de cocción diferente, los congelados el indicado en la receta.
  • Es importante que cocines los guisantes el tiempo comentado para que no pierdan el sabor y la clorofila, el verdor.
  • El tiempo de cocción va a depender de si son frescos o congelados y del tamaño. A más grandes, más tiempo necesitarán y cuando más pequeños y frescos, menos.
  • Incluso los frescos pequeñitos en 2 minutos pueden estar listos dependiendo de la temperatura de cocción.
  • De todas formas, mira bien tu paquete de guisantes, a veces el fabricante indica el tiempo de cocción. Fíjate bien en eso.
  • Me gusta mucho combinar el puerro con la cebolla, le da un sabor espectacular. En esta ocasión no tenía en casa.
  • Respecto al líquido, prueba y ve añadiéndolo poco a poco hasta que adquiera la textura y consistencia deseada.
  • Ya podrías sentarte a la mesa a disfrutar de esta crema de guisantes o congelarla cuando se enfríe.
  • Si no vas a congelarla, puedes enriquecerla con una nuez de mantequilla (con o sin lactosa) o unos quesitos; añádelos al triturar este puré de guisantes.
  • Otra opción es agregar leche evaporada o nata (vegetal, con o sin lactosa) en los 2 últimos minutos, que levante el hervor para que no se corte la nata.
  • No enriquezcas la crema si la vas a congelar o si la vas a dejar en la nevera varios días para evitar que se ponga ácida.
  • Agregar albahaca, cebollino, perejil y menta frescos en el último momento (todos o alguno de ellos); le aporta un punto de frescor estupendo.

Crema de guisantes fácil

Más recetas fáciles que te recomienda Comer especial:

¿Quieres conocer más recetas fáciles como esta de hoy y no perderte mis platos? Entonces, suscríbete al blog Comer especial pinchando aquí. Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos por privado en Instagram y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión y compartirla en mis redes.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comidas saludables y fáciles.

Pin It on Pinterest